Entradas recientes Categorías

Cada agosto, los jardines y las granjas florecen y producen algunos de los cultivos más sabrosos que se pueden comer en todo el año. Si tienes la suerte de vivir en una ciudad en la que la agricultura urbana está en pleno auge, tienes la ventaja añadida de disfrutar de alimentos hiperlocales además de ser temporada alta.

Lo más probable es que en tu ciudad se lleven a cabo iniciativas interesantes de agricultura urbana: En todo el mundo, cada vez son más las ciudades que se dan cuenta de que las granjas urbanas pueden generar varios beneficios sociales, medioambientales y económicos. ¡Encuentra los mejores productos para huertos urbanos en zanvic.com!

A medida que damos más importancia a la búsqueda de fuentes de alimentos sostenibles y fiables, la agricultura urbana ha encontrado su lugar en la mesa proverbial gracias a los defensores locales, los agricultores y los agroempresarios que promueven su valor como parte de un enfoque agrícola alternativo multifacético. He aquí sólo cinco de los beneficios de los huertos urbanos.

Aprovechar la creciente tendencia a la alimentación local

El mercado de alimentos locales, que antes era una parte marginal de la industria de productos agrícolas, es uno de los segmentos de más rápido crecimiento: en solo 6 años se duplicó con creces, pasando de 5.000 a 12.000 millones de euros, y se prevé que alcance los 20.000 millones de euros antes de finales de 2019; el 69% de los compradores de comestibles dicen que compran alimentos locales de forma “habitual”. La agricultura hidropónica urbana es capaz de apoyar la demanda de alimentos locales en entornos donde las granjas tradicionales no pueden prosperar.

Ayudar a impulsar la economía local

Los sistemas alimentarios locales son capaces de influir positivamente en la economía local. A medida que más tiendas de comestibles, restaurantes, escuelas e instituciones buscan fuentes de alimentos locales, existe la oportunidad de que las pequeñas empresas y los emprendedores alimentarios exploren la agricultura hidropónica urbana como un nuevo y próspero mercado en el que iniciar o ampliar su negocio. Esto, a su vez, crea más oportunidades de empleo para los residentes locales; al aumentar la actividad económica local, el dinero circula dentro de la ciudad y fortalece las comunidades.

Crear paisajes comestibles

La agricultura urbana es una solución perfecta para los solares vacíos e infrautilizados repartidos por las ciudades, y muchos proyectos aprovechan eficazmente el espacio de las azoteas. Los huertos comunitarios y las camas elevadas transforman instantáneamente los espacios en paisajes más vivos y comestibles, y dan a los individuos la oportunidad de administrar la tierra común y participar más en sus comunidades. Cada vez más urbanitas recurren a servicios para transformar sus patios y azoteas en oasis de jardinería, lo que ha demostrado mejorar el valor de las propiedades.

Promover comunidades saludables

La agricultura urbana aumenta el acceso a productos frescos, saludables y asequibles, y ofrece una oportunidad única para que las comunidades aprendan sobre nutrición y cómo cultivar alimentos. Numerosos programas de agricultura urbana involucran a los jóvenes locales dándoles la oportunidad de adquirir experiencia práctica en el cultivo de alimentos y aprender la importancia de llevar una dieta sana y equilibrada. Esto, junto con otros enfoques, permite a los miembros de la comunidad saber de dónde vienen sus alimentos, cómo se cultivan y conectarse con las personas que los cultivan.

“Enverdece” tu ciudad

La producción localizada de alimentos puede ser una forma eficaz de reducir el impacto medioambiental de la agricultura. Aunque se necesita una mejor infraestructura de transporte, los alimentos cultivados localmente viajan significativamente menos desde la granja hasta el tenedor, eliminando los kilómetros alimentarios innecesarios. Además, los agricultores urbanos suelen adoptar prácticas de cultivo más respetuosas con el medio ambiente, utilizando menos pesticidas y fertilizantes químicos.