5 consejos clave para la planificación y ejecución de la construcción con metodología BIM

Es fácil pensar que Building Information Modeling (BIM) se limita al diseño de proyectos. Pero quien todavía no haya incorporado la metodología BIM en los proyectos de construcción está perdiendo una gran oportunidad. También es de gran ayuda para la planificación de la obra. Aquí cinco consejos clave para usar BIM en obras de construcción.

Colaborar abiertamente

El método de contratación ECI (Early Contractor Involvement) es una parte esencial de cualquier proyecto de éxito, ya que permite combinar las ideas del equipo de diseño con el análisis práctico de edificabilidad que puede ofrecer un contratista experimentado. Pero compartir la información necesaria para esta colaboración a veces resulta complicado y puede terminar siendo un obstáculo para el trabajo conjunto.

Por eso se desarrolló open BIM. Permite al equipo del proyecto trabajar con las herramientas que más les convienen, al tiempo que facilita el intercambio de información entre programas sin que se pierda información importante. Con open BIM, la preocupación por encontrar un programa que pueda abrir los últimos resultados de la revisión del diseñador desaparece, ya que un programa open BIM puede leer la información.

Trabajar con mayor eficiencia

Con la implementación de la metodología BIM, los métodos de trabajo se agilizan. Muchas actividades que solían ser necesarias están automatizadas o ya no son imprescindibles. Por ejemplo, en un entorno open BIM totalmente colaborativo, no es necesario devolver por correo electrónico al diseñador copias escaneadas de los planos con los comentarios anotados.

Basta con realizar las anotaciones en el propio modelo BIM, usando la información más actual. También es posible generar estimaciones de cantidades a partir del modelo BIM con solo un clic. Tomarse el tiempo necesario para entender de qué es capaz un programa BIM, ya que se tratará de un software muy avanzado que puede ahorrar mucho tiempo y esfuerzo.

Utilizar un software compatible con la metodología BIM

La diferencia entre la metodología BIM y CAD 3D es que BIM construye un modelo inteligente de la construcción que contiene información; de hecho, es como tener una base de datos de toda la información del proyecto adjunta al modelo 3D. Poder importar información de otros programas y usarla en el modelo BIM hace que el trabajo sea más eficiente, reúne toda la información pertinente en un solo lugar y garantiza que todos estén al tanto de las últimas decisiones del proyecto.

Por ejemplo, con la configuración BIM adecuada, es posible importar las entradas de una plantilla de control de horas en el modelo BIM y calcular de manera rápida y precisa el coste del trabajo realizado hasta la fecha en comparación con el progreso.   Hacer que los softwares se comuniquen entre sí es solo el primer paso, conocido como little BIM o closed BIM, cuando el intercambio de información se limita al entorno de una red o empresa. A medida que el sector avanza hacia el nivel 3 de BIM, será más adecuado utilizar una configuración big BIM (u open BIM), para compartir y acceder a los datos en tiempo real y poder tomar decisiones mejor informadas.

Utilizar herramientas especializadas

La clave para un trabajo eficaz es utilizar la herramienta apropiada para el trabajo adecuado. Las aplicaciones de nicho pueden ahorrar un tiempo considerable y, por tanto, también dinero. Ser capaz de crear rápidamente una estimación de costes para importar al software de licitación, por ejemplo, puede ser una manera de agilizar fácilmente los procesos de trabajo. Lo ideal es que sean programas compatibles con la metodología BIM que luego permitan exportar esa información al modelo BIM para usarla y analizarla.

Adoptar el trabajo en la nube

La nube está llegando a la construcción gracias a la posibilidad de alojar modelos BIM y documentación para que todo el equipo del proyecto pueda acceder fácilmente y en tiempo real. Dar el paso a tiempo no solo preparará a una empresa para los futuros pedidos BIM de los clientes, sino que también permitirá opciones de colaboración más avanzadas. Trabajar con facilidad en la era digital es una forma segura de posicionarse como un contratista preferido por clientes y diseñadores.

Más allá del diseño

La metodología BIM no es solo para el diseño, sino que sirve para todos los implicados en la construcción. Aprovechar la información de los proyectos para trabajar de manera más eficiente y colaborativa es lo que permite a los contratistas agregar valor a una construcción, ganar más dinero y hacer que los clientes estén más contentos. Tanto si todavía no se ha dado el salto a BIM, como si ya se está implementado, se pueden aprovechar estos consejos para dar el siguiente paso y mantener el negocio actualizado, competente y rentable.

ALLPLAN es un proveedor global de software de diseño BIM para el sector AEC. Fieles a su lema “Design to build”, cubren todo el proceso: desde el concepto inicial hasta el diseño detallado final para la obra y la prefabricación. Puedes realizar una prueba gratuita de 30 días de la versión completa de Allplan AEC 2022.

Add a Comment