Entradas recientes Categorías

Introducción: “Cuando hablamos de cerrajería, es importante conocer los diferentes componentes que conforman una cerradura. Una de esas partes es la que se encuentra en el marco de la puerta, conocida como contramarco. En este artículo, descubriremos más sobre esta pieza fundamental y su importancia en la seguridad de nuestros hogares.”

¡Ponte en contacto con el mejor cerrajero en Santiago de Surco: cerrajerosensantiagodesurco.com!

La placa de cerradura: ¿el componente esencial en el marco?

La placa de cerradura es un componente esencial en el marco de una puerta o ventana. Esta placa se coloca en el borde del marco y se utiliza para sostener y asegurar la cerradura. Su función principal es proporcionar soporte y estabilidad a la cerradura, evitando que se mueva o se dañe con el uso diario.

Además de su función estructural, la placa de cerradura también contribuye a la seguridad del sistema de cierre. Al estar firmemente fijada al marco, evita que la cerradura sea fácilmente manipulada o forzada desde el exterior. Esto ayuda a prevenir robos o intrusiones no deseadas.

Es importante destacar que la placa de cerradura debe ser instalada correctamente para garantizar su eficacia. Debe ser de un material resistente, como acero o hierro fundido, para soportar posibles ataques o intentos de fuerza bruta.

En resumen, la placa de cerradura es un componente esencial en el marco de una puerta o ventana, ya que brinda soporte, estabilidad y seguridad al sistema de cierre. Su correcta instalación y elección del material son fundamentales para garantizar su efectividad.

Componentes de la cerradura que van en el marco

En el marco de una puerta o ventana, podemos encontrar varios componentes de la cerradura que son fundamentales para su correcto funcionamiento y seguridad.

Cerradero

El cerradero es la parte de la cerradura que se instala en el marco de la puerta. Es la pieza que se encuentra en la posición opuesta al pestillo de la cerradura. Tiene como función principal recibir y mantener la lengüeta o el pestillo, permitiendo que la puerta se cierre correctamente. El cerradero puede ser de varios tipos, como el cerradero embutido, el cerradero de superficie o el cerradero eléctrico.

Placa de cerradero

La placa de cerradero es otra parte importante que va en el marco de la puerta. Se coloca en el área donde se encuentra el cerradero y su función principal es protegerlo y reforzar su instalación. La placa de cerradero puede ser de metal o de otro material resistente y suele fijarse al marco mediante tornillos. Además de proteger el cerradero, también actúa como elemento estético, ya que puede encontrarse en diferentes diseños y acabados.

Preguntas Frecuentes

¿Qué nombre recibe la pieza de la cerradura que se instala en el marco de la puerta?

La pieza de la cerradura que se instala en el marco de la puerta se conoce como cerradero. Es una parte esencial de la cerradura, ya que se encarga de recibir y asegurar el pestillo o el cerrojo cuando la puerta se cierra. El cerradero puede ser de diferentes tipos y formas, dependiendo del tipo de cerradura y del sistema de seguridad utilizado. Es importante que esté correctamente instalado y alineado con la cerradura para garantizar un funcionamiento adecuado y una mayor seguridad en la puerta.

¿Cuál es el término técnico utilizado para referirse a la parte de la cerradura que se coloca en el marco?

El término técnico utilizado para referirse a la parte de la cerradura que se coloca en el marco se llama cerradero. El cerradero es la pieza que se instala en el marco de la puerta o ventana y donde encaja el pestillo o la lengüeta de la cerradura, permitiendo así el cierre y la seguridad del acceso.

¿Cómo se llama la componente de la cerradura que va fijada en el marco de la puerta?

La componente de la cerradura que va fijada en el marco de la puerta se llama cerradero. El cerradero es una pieza metálica que se encuentra en el marco de la puerta y se utiliza para recibir y asegurar el pestillo o el cerrojo de la cerradura cuando se cierra la puerta. Es esencial para garantizar la seguridad y el correcto funcionamiento de la cerradura.