¿Qué movimientos puedo hacer en la banca móvil?

La banca móvil sigue siendo un misterio para muchas personas, especialmente para aquellas que aún se están familiarizando con la tecnología. Esto es, especialmente, por la desconfianza que puede generar dar datos tan sensibles como los bancarios, ya que nuestro dinero está ahí, saber usar la app de banco, sea cual sea esta, es una tarea cada vez más sencilla.

Si eres de los que aún tiene dudas de cómo utilizarla y todo lo que puedes hacer con la banca móvil, te dejamos algunos de los movimientos que puedes realizar.

Empecemos por el principio

Antes de hacer cualquier movimiento es necesario activar la banca. Para esto, tienes que comenzar por descargar la aplicación de tu banco. Esta la puedes encontrar con el nombre del banco en las tiendas de aplicaciones de tu teléfono, una vez instalada, hay que configurarla. Para este paso es importante que tengas a la mano tu número de cuenta, tarjeta y hayas planeado algún PIN o contraseña para acceder a ella. Los teléfonos más recientes incluso permiten entrar mediante identificación facial, pero siempre con una contraseña. Una vez instalada, las aplicaciones suelen ser muy intuitivas, te irán diciendo paso a paso qué datos tienes que acceder para activar tu banca.

¿Qué movimientos puedo hacer?

Una vez que esté instalada y configurada tu app, puedes comenzar a realizar cualquier movimiento. Es necesario que comiences a familiarizarte con la aplicación. Lo primero que podrás ver es el saldo que hay en tu cuenta, los últimos movimientos y, si tienes más de una tarjeta, la opción de cambiar de tarjeta para revisar los movimientos de cada una.

Esas son las transacciones sencillas y las principales, de ahí en fuera todo es mucho más útil ya que puedes:

–       Revisar tu estado de cuenta.

–       Hacer transferencias al mismo banco o a otra institución.

–       Revisar los detalles de movimientos.

Y también operaciones que antes solo podían hacerse en la sucursal, como:

–       Solicitar un préstamo o crédito.

–       Revisar el estatus de tus solicitudes.

–       Pedir una tarjeta de crédito.

–       Hacer alguna aclaración.

–     Pagar servicios.

Como puedes leer, la banca móvil llegó para hacer nuestra vida más sencilla y tener todos los movimientos al alcance de tu celular. ¿Y tú, ya te animaste a probarla?

  • Leave Comments